0

“Debe salir una ruta para la implementación de los acuerdos en comunidades negras y una propuesta de guardia cimarrona a ser decretada por el gobierno”

Por: Aiden Salgado Cassiani - CENPAZ
Guardia cimarrona en tiempo de posacuerdo
Foto: Kuchá Suto
El día viernes 23 de junio, en la vereda La Esperanza del corregimiento de Timba en el municipio de Buenos Aires, Departamento del Cauca, se llevó a cabo el evento auspiciado por la dirección de comunidades negras del Ministerio del Interior. El propósito del mismo era compartir la experiencia de la guardia cimarrona, con la participación de la guardia cimarrona de palenque de San Basilio. A este evento asistieron miembros de guardias cimarronas constituidas o en proceso de construcción, de los departamentos de Nariño, Valle del Cauca, Putumayo, Chocó, Cauca, Córdoba, y Bolívar, también miembros de la FARC desde diferentes puntos de normalización.

Este evento nació por la necesidad de las comunidades y sus líderes de buscar mecanismos de protección ante la violación de derechos que están viviendo después de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC. Los habitantes de muchos territorios que antes eran habitados por las FARC, quienes se encargaban del orden y la convivencia, se siente desprotegidos ante su ausencia.
En este espacio pudimos escuchar un balance de más de 30 lugares del país sobre cómo quedaron desprotegidos y cómo ciertas zonas son copadas y transitados por grupos ilegales, por megaproyectos, y por cultivo de coca. Esto sin contar con el incremento de la delincuencia.
Ante este nuevo panorama sus habitantes se encuentran en total indefensión y es bajo este contexto que nos sentamos a mirar qué tipo de mecanismo de autoprotección debemos poner en práctica hoy.
En ese sentido, los asistentes expusieron sus avances en mecanismos de autoprotección, cómo están pensando sus guardias cimarronas, los lugares donde están funcionando, la forma como funcionan, su estructura, quiénes la integran, cuál es su radio de acción y demás. También, se escuchó a los miembros delegados de la FARC de las zonas veredales de normalización exponer su punto de vista frente a la creación de estos mecanismos de protección y convivencia comunitarias.
El caso de la experiencia de la guardia cimarrona de palenque fue el más sonado, ya que es la guardia más vieja, lleva 10 años funcionando de forma legal. Además, sus miembros explicaron su funcionamiento, creación, calidad de los guardianes, necesidades, e hicieron hincapié en la urgencia de crear mecanismos de protección para las comunidades. Igualmente, hablaron de la importancia de su simbología, la vestimenta, la formación, el perfil y carácter de los guardianes, y de la historia de la guardia cimarrona en este pueblo.
Un asesor de la guardia de palenque realizó una presentación histórica de la guardia desde los pueblos africanos y de cómo esta experiencia organizativa de protección y convivencia se trasladó a la América y se puso en práctica para combatir el sistema esclavista. Cabe anotar que en los lugares donde hay palenques su papel es la defensa, la generación de convivencia y la cohesión de la comunidad.
En este orden de ideas, hoy la creación de guardias cimarronas es una necesidad para salvaguardar los territorios y los líderes en las comunidades afro amenazadas por la violencia; principalmente, en los lugares donde antes tenía presencia la insurgencia y hoy están amenazados.
La nueva realidad del país que da paso importante en la finalización de una guerra de 53 años entre el gobierno y las FARC, con la dejación de armas de las FARC, no deja de ser preocupante ya que los lugares habitados por las FARC hoy quedan desprotegidos. Ante este hecho las comunidades tienen miedo por su seguridad y para solventar esta situación la creación de guardias cimarronas puede ser la solución. Sin embargo, la guardia cimarrona debe contar con una reglamentación real, donde cada guardián tenga algún tipo de recompensa por su trabajo, tengan la dotación requerida; es decir, recursos humanos y material para el desempeño de su trabajo.
Como resultado de este evento quedó el compromiso de que en 20 días nos reuniremos para elaborar un borrador de propuesta de decreto de guardia cimarrona, que luego será discutido en un evento un en Palenque de San Basilio, que es sobre socialización e implementación de los acuerdos de La Habana en comunidades negras. De este evento debe salir una ruta para la implementación de los acuerdos en comunidades negras y una propuesta de guardia cimarrona a ser decretada por el gobierno en el marco de la implementación de los acuerdos de la habana.
Desde el palenque de San Basilio un cimarrona todavía.

Publicar un comentario Disqus

 
Top