0


Carta Pública.

Juan Manuel Santos Calderón

Presidente de la Republica de Colombia


Comisión de Seguimiento Implementación Verificación e Impulso (CSIVI):

Gobierno Nacional y FARC-EP.

Desde la Coordinación Étnica Nacional de Paz (CENPAZ), nos dirigimos a ustedes con el fin de poner a consideración algunas observaciones, que consideramos son de total importancia en la implementación de los acuerdos para el bienestar de nuestras comunidades étnicas como sujeto de derecho.

Desde que empezó la negociación entre el Gobierno y las FARC-EP (2012), nosotros hemos participado en varios eventos sobre los diálogos de paz, como lo fueron los foros nacionales organizados por la Universidad Nacional y Naciones Unidas. Así mismo, el año pasado (2016) asistimos a La Habana-Cuba en el marco de La audiencia para grupos étnicos y la firma del acuerdo final. En cada momento hemos puesto de manifiesto que para el logro de una paz estable y duradera, como lo afirman los acuerdos alcanzado por las partes en confrontación, deberían necesariamente contar con la participación de los grupos étnicos, en todo lo concerniente a la implementación. Insistimos en que es necesaria su participación y presencia en los diferentes espacios e instituciones que se crearían para ello; en este sentido logramos que quedara en el acuerdo general el Capítulo Étnico 6.2 que crea la alta instancia étnica para la implementación, entre otros asuntos acordados.

Hoy la creación del Capítulo Étnico no ha sido suficiente para que las comunidades étnicas sean tenidas en cuenta en el desarrollo de la implementación de los acuerdos, en el fast-track. Este proceso no ha contado con la participación activa de las comunidades, como consultoras y acompañantes de las leyes discutidas en el Congreso de la República. Pero más grave aún, es que se hayan adelantado leyes que tienen total implicación en estas comunidades y ni así, han sido tenidas en cuenta o consultadas. 

Todo este proceso de implementación ha tenido una atrofia para la participación de las comunidades étnicas de Colombia. A pesar de ser las principales víctimas en este conflicto, en sus territorios se ha mantenido la guerra en los últimos quince años.  

Queremos ponerles de manifiesto: 

Que la consulta y participación en las leyes de fast-track, son de obligatorio cumplimiento, así como la necesaria inclusión de gente negra e indígena en los nuevos escenarios e instituciones que se crean para la implementación de los acuerdos. 

Hoy es necesariamente prioritario que, en La Comisión para el esclarecimiento de la verdad, Unidad de búsqueda de personas dadas por desaparecidas, y la JEP, compuesta por jueces y magistrados, se incluya gente negra e indígena, ya que serán estos los encargados de poner en práctica el punto 5 sobre las víctimas. 

También es una exigencia nuestra que un pueblo emblemático como Palenque de Sam Basilio, que es un pueblo pobre, afectado por la violencia, con problemas de consumo de drogas, pero a su vez un pueblo símbolo de paz y libertad en Colombia y América, sea incluido en los Programa de desarrollo con enfoque territorial-PDET de los Montes de María, o como un PDET especial. Palenque fue el primer pueblo libre de América y el primero en firmar un tratado de paz en 1713.

Hoy los grupos étnicos son las principales víctimas del conflicto armado colombiano y por ello requieren tener una real participación en la implementación de los acuerdos, le decimos al gobierno y a la CSIVI, que no bastó con la audiencia y el Capítulo Étnico. Sin la real participación de las comunidades étnicas en la implementación, con gente de carne y hueso, el impacto de la paz no será igual. Sin participación de las víctimas no hay paz.


Publicar un comentario Disqus

 
Top