viernes, 30 de septiembre de 2016

Comunidades Indígenas, Campesinas y Afrocolombianas le dicen Sí a la Paz




"Consideramos que la defensa de la vida y el territorio no puede ser una tarea aislada de nuestras comunidades indígenas, por la tanto proponemos lazos de unidad, solidaridad, fraternidad y compromiso con quienes compartimos el territorio como el campesinado, las comunidades afro descendientes y demás sectores no solo agrarios y rurales sino también aquellos urbanos con quienes nos identificamos en la necesidad de cambiar la historia de este país” Declaratoria Dialogo Nacional de Mujeres Indígenas por la Paz

Como lo señala la historiadora Diana Uribe, en Colombia estamos en momento decisivo con la salida negociada al conflicto armado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo FARC-EP y el Gobierno Nacional. Así mismo es esperanzador el anuncio de marzo pasado de las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional ELN para avanzar en la construcción de un mito fundacional como nación diversa que no esté atravesado por la historia de la guerra.

El presente artículo quiere visibilizar la voz de las comunidades organizadas indígenas, campesinas y afrodescendientes que como se señala en el Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas , han sido afectadas profundamente con el desarrollo del conflicto armado no resuelto en el país, pero que sin embargo avanzan con propuestas desde sus territorios de cara a los postacuerdos: 

“Los actores principales de hoy [en relación con la afirmación de derechos] son ahora los pobladores urbanos, los desplazados por la guerra, los sectores campesinos e indígenas, las mujeres, los reclusos de las cárceles, y las minorías étnicas y sexuales. Sus demandas se nuclean en relación con el anhelo de paz, con el rechazo a las modificaciones antidemocráticas de la Constitución Política y de la legislación, la denuncia de las reformas tributarias, el develamiento de los efectos negativos de los TLC, la reivindicación de territorios, la oposición a los programas de erradicación de cultivos ilícitos con fumigaciones que afectan las condiciones de vida y medioambientales, la crisis del sector hospitalario público, los cambios del sistema educativo, la situación de los desmovilizados y desplazados, y las acciones indiscriminadas y violatorias de los derechos humanos por parte de los cuerpos armados” (pag 67)

Como muestra del respaldo al proceso de negociación del a Habana las comunidades han dejado presente sus posturas en temas tan complejos como la llegada de los excombatientes a sus territorios. 

En Caldono el pasado mes de julio las Autoridades Tradicionales de los resguardos indígenas de Pueblo Nuevo, San Lorenzo de Caldono, Pioya del Municipio de Caldono y Tumburao del Municipio de Silvia hicieron pública una carta donde ofrecen sus territorios para que se instale una ZVTN ante el anuncio de las delegaciones de las FARC-EP y el Gobierno Nacional: 

“Cuando se conoce la noticia de que Caldono es una Zona Veredal Transitoria para la Normalización – ZVTN; para nosotros no es sorpresa porque para ello nos hemos preparado, no tanto para recibir las grandes inversiones que anuncian llegaran producto de la implementación posterior de los acuerdos, nos preparamos para recibir a nuestros compañeros y compañeras que con convicción o sin ella ingresaron a la insurgencia del cual hicieron parte de las desarmonías y desequilibrio en distintos territorios del País pero que serán bienvenidos, perdonando y haciendo compromisos para resarcir los daños con ideas que transformen positivamente el orden social; dando claridad que para nuestras comunidades ya existen normas desde nuestra Ley de Origen y que por ello es importante el retorno de comuneros y comuneras a su casa espiritual para equilibrar y armonizar la convivencia entre la comunidad y la Madre Tierra”. 

Por su parte las comunidades campesinas de las Zonas de Reserva Campesina que se espera sean protagónicos en el postconflito armado se han ofrecido como gestoras del proceso de implementación de los acuerdos desde una visión crítica a leyes como la de las ZIDRES que consideran en contra del proceso en curso. En la Declaración política de la asamblea general de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC afirmaron:

“Los 66 procesos de Zonas de Reserva Campesina afiliados a ANZORC, reunidos en asamblea general en el corregimiento de San Isidro de Pradera, Valle, vemos como una gran oportunidad la eventual firma de un acuerdo final con las FARC y la implementación de los acuerdos de paz. (...) La ANZORC en su primera Asamblea General de 2016 decidió iniciar un proceso de anclaje territorial de los acuerdos de paz, avanzar en las circunscripciones especiales de paz, promover los territorios interculturales, luchar contra la expropiación de 6 mil familias campesinas que viven en el supuesto “baldío de las FARC” en El Pato Balsillas, El Yarí, el Losada-Guayabero y La Macarena, demandar la ley de ZIDRES, construir guardias campesinas en sus territorios, instalar una mesa con Min-ambiente y las CAR sobre ley 2da de zona de reserva forestal y áreas protegidas regionales, formular una propuesta de control social sobre la extensión de cultivos de coca, extender los procesos de asambleas populares en todo el país y dinamizar nuestros procesos hacia la Asamblea Nacional Constituyente”

En Natagaima del 12 al 14 de agosto del presente año bajo el lema Mujeres Indígenas tejiendo pensamiento para la defensa del territorio y la construcción de paz con justicia social más de 170 mujeres indígenas de diversos pueblos, luego de una marcha carnaval en el municipio públicamente decidieron respaldar el Sí al plebiscito, entendiendo que la Paz solo es posible con el fin del conflicto armado pero a sabiendas del gran desafío cotidiano tras de la guerra:

“Consideramos que los pueblos indígenas no podemos ser indiferentes al momento histórico que atraviesa el país en el cual se define la terminación del conflicto armado. Proceso en el cual hemos venido participando incluyendo el enfoque étnico en cada uno de los acuerdos y debemos prepararnos para ratificar nuestro SÍ en el plebiscito como herramienta principal para construir territorios de paz con justicia social, lo cual traducimos como el equilibrio y la armonía en la relación con la Madre Naturaleza y la garantía de condiciones para una vida digna de nuestros territorios y por ende nuestras comunidades”.

Se ha declarado por las partes en la mesa que la implementación de los acuerdos de la Habana exigen un enfoque diferencial para garantizar superar las condiciones históricas y estructurales del conflicto armado en Colombia. En este enfoque son necesarias las propuestas de las comunidades desde los territorios, que además son una oportunidad de explorar epistemologías diversas desde la cosmogonía de los pueblos que conciben la vida misma más allá de los rígidos principios legales de la tradición anglosajona presente en la constitución y la ley y que ponen en debate el drama cultural de prácticas como el racismo o la extinción de comunidades originarias en Colombia. En la Propuesta Interétnica de Diálogos de Paz llevada a la mesa de la Habana en abril pasado por parte de 6 organizaciones indígenas y afrolombianos se lee: 

“Las comunidades negras, afrodescendientes, palenqueras, raizales y pueblos indígenas concebimos el territorio como un bien colectivo, en función de las necesidades de sus habitantes. El territorio es fuente de vida material, cultural y ecológica. No es un bien comercial en función del beneficio privado. El territorio tiene que ser visto como el espacio geográfico y libre donde las comunidades puedan desarrollarse plenamente, es el lugar físico y simbólico fuente de bienestar soberano, de independencia, bajo los principios de autonomía, solidaridad, crecimiento, desarrollos propios, equilibrio y sostenibilidad” (...)

“Los pueblos indígenas, negros, afrocolombianos, palenqueros y raizales hemos sido víctimas históricas de estructuras excluyentes, de prácticas racistas y discriminatorias del Estado, lo que nos ha impedido gozar de todos los derechos y las garantías que tienen los y las ciudadanas en una nación. En ese orden de ideas, el conflicto social y armado que ha vivido el país ha afectado de forma particular a estas comunidades en todos los aspectos que una guerra de 60 años pueda impactar a un grupo humano”

Para finalizar, diremos que el desafío de la construcción de una Cultura de Paz en Colombia llevará varias generaciones pero cada vez, como se intentó exponer hay más esperanza en movimiento desde los territorios a favor de salir de la larga noche de los 500 años y de la herencia colonial y republicana de la guerra.


No Basta con decir SÍ, hay que construir la Paz

"Las y los Colombianos debemos entender que la firma de acuerdo no significa la consecución de la PAZ de manera instantánea sino la oportunidad de crear una realidad nueva que nunca hemos experimentado: El de una COLOMBIA EN PAZ."





Por: Carlos A. Campo. C.C. Conpi

Primeramente quiero disculparme con los lectores, por lo torpes que pueden llegar a ser mis letras, espero entiendan un poco la manera como he tratado de contextualizar un aparte del Conflicto Colombiano, y porqué considero necesario decir Sí este 2 de Octubre.

Muchos colombianos a lo largo de los más de sesenta años de Conflicto Social y Armado hemos sufrido directa e indirectamente las atrocidades de la guerra, algunos más que otros, pero al fin y al cabo perdiendo todos como país.

El caso de los Pueblos Aborígenes y Ancestrales, y de las comunidades Afroamericanas y Palenqueras es aún más complejo, puesto que la guerra se remonta a la época de la mal llamada “Conquista y descubrimiento de América” que fue en realidad una invasión desmedida llena de terror y odio hacia los “Salvajes” como nos denominaban. En este apartado hablaré de mi experiencia como víctima directa del conflicto armado.

Muchos de los que habitamos en el casco urbano de Caldono en el Cauca, hemos nacido en medio del conflicto y hemos sentido en carne propia el miedo que despiertan los tatucos, los cilindros bomba, las ráfagas de fusil y los bombardeos de helicópteros black hawk cuando nuestro pequeño pero azotado pueblo era objeto enfrentamientos armados. En numerosas ocasiones, en lugar de mi madre fueron los cilindros bomba los que irrumpieron mi sueño, ese sueño que se endurece cuando no se quiere ir a la escuela pero que se quita instantáneamente cuando retumba la casa y se escucha la orden de mis papás diciendo “métase debajo de la cama” como si meterse debajo de ella evitara que un tatuco cayera sobre la casa y acabara con todos o una bala cegara la vida de alguno de los míos, ese sonido terrorífico de la explosión era sin duda alguna el inicio de un enfrentamiento que bien podía durar de uno a dos horas, como podía durar todo el día entre cruces de balas y explosiones por todo el pueblo. No son muy alejadas de hecho, las comparaciones que hicieron del Cauca con Afganistán.

Conservo imágenes mentales intactas de civiles, guerrilleros, policías heridos y muertos sobre las calles, de compañeros de escuela que estuvieron al borde de la muerte, pero a quienes la vida misma decidió darles una segunda oportunidad. Escapar de la muerte no es fácil y menos cuando la guerra está acechándote por la espalda, tener la muerte a tus narices es como cuando te encuentras recibiendo clases y el zumbido de un cilindro que cae a escasos 20 metros del colegio donde estudias, que para fortuna nuestra no estalla advierte el inicio de otro episodio de “agachen sus cabezas y arrímense sobre la pared”

No es fácil vivir en medio del conflicto, estar en una guerra que no nos pertenece pero que nos está afectando es absurdo, pero es real.

Sin embargo pese a este cruento escenario y muchos otros episodios que prefiero no contar para minimizar un poco el terror de la guerra, he respaldado en calidad de joven indígena y habitante del Municipio de Caldono-Cauca el proceso de Paz y los acuerdos pactados en la habana, que recientemente fueron ratificados en Cartagena de Indias el 26 de Septiembre en un acto protocolario bastante esperanzador.

Las razones son muy visibles a la luz pública: una reducción considerable de las incursiones guerrilleras desde que iniciaron los diálogos entre Gobierno y FARC-EP al punto que hace más de tres años dejaron de escucharse balas y explosiones en el casco urbano, la economía local se ha fortalecido (se crean más locales comerciales) y se abre el espacio al progreso de la región, las personas que en algún momento abandonaron Caldono por los horrores de la guerra hoy regresan con la esperanza de tranquilidad para sus vidas.

Difiero de algunos aspectos acordados en la Habana, ¡Por supuesto que sí!, pero son más las ventajas que las desventajas las que representa el fin del conflicto en Colombia. En tal sentido y esperando haberme hecho entender, invito a todos(as)  los(as) colombianos(as) a que votemos por el Sí este dos de Octubre, para que así conjuntamente construyamos la Paz con Justicia Social que tanto anhelamos, porque hay algo  innegable y es que no basta con decir SÍ, hay que construir el SÍ para la PAZ que tanto anhelamos. Es muy fácil hablar de guerra desde la Comodidad de sus casas, pero es muy difícil vivirla, y es precisamente por esta razón que los citadinos deben apoyarnos para que los que vivimos todos los días con la guerra encima, tengamos por fin esa tranquilidad que no conocemos pero que hemos venido experimentando a lo largo del proceso de Paz.

Finalmente quiero dejar algo en claro: las y los Colombianos debemos entender que la firma de acuerdo no significa la consecución de la PAZ de manera instantánea sino la oportunidad de crear una realidad nueva que nunca hemos experimentado: El de una COLOMBIA EN PAZ. Si bien las FARC-EP Son una de las Guerrillas Latinoamericanas más grandes y viejas que existen en el mundo, el cese de hostilidades bilateral y definitivo que se acordó con esta guerrilla es un avance significativo en la construcción de la COLOMBIA EN PAZ


La PAZ no es Ni del Gobierno ni de las FARC, la PAZ es del Pueblo y es el Pueblo quien la Construye, hay mucho por hacer querida Patria.

Por: Carlos A. Campo Ch, Comunero del Resguardo indígena San Lorenzo de Caldono y Estudiante de la Universidad del Valle Sede Norte de Cauca

viernes, 23 de septiembre de 2016

Con escritos amenazan a las comunidades indígenas que apoyan el SÍ en Caldono- Cauca

Aparecen escritos amenazantes contra la apuesta de construcción de paz de la comunidad Indígena Nasa de Filipinas, Resguardo Pioyá


Tomado de: Radio Macondo

Luego de culminar el primer encuentro interétnico en el caserío de Filipinas, Resguardo de Pioyá en el municipio de Caldono, durante los días 17 y 18 de septiembre de 2016, donde participaron alrededor de 450 personas de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas mestizas. Profesores y comuneros de la comunidad indígena nasa recibieron mensajes intimidatorios y amenazas, en escritos a mano sobre siete volantes de la campaña por el SI al plebiscito por la paz, en los que se lee: “voten el no por qué están punto de llegar a la muerte pobrecitas indígenas ni lo sueñen a la paz” y en otro “colombianos preparence a peliar a la guerra, por que no hay paz en este mundo…” (sic)

Las amenazas fueron encontradas, el lunes 19 de septiembre hacia las 7 am. por docentes del Centro Educativo Rural Mixto Filipinas, en varios puntos del colegio y en la casa de uno de los profesores.

Estas amenazas e intimidaciones pretenden limitar el ejercicio de la libertad de expresión y la promoción de un voto consiente por el SI de las comunidades asentadas en esta zona. Tanto profesores como autoridades indígenas del resguardo vienen adelantando un ejercicio pedagógico local y regional en torno la construcción territorial de la paz, profundizando el capítulo étnico de los acuerdos y así potenciar la participación de los pueblos étnicos en la implementación y cumplimiento de los acuerdos.

El pasado domingo 18 de septiembre, se realizó el primer encuentro interétnico por la construcción de la paz, en el cual participaron comunidades indígenas de los pueblos Nasa, Wounaan, Wounaan Nonam, Embera, Sikuani y Jiw; comunidades afrodescendientes y como observadores comunidades campesinas de los departamentos del Cauca, Putumayo, Valle del Cauca, Meta y Chocó. La mayoría de ellas pertenecientes a la Red de Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (CONPAZ).

En el resguardo de Pioyá en desarrollo del conflicto armado, se produjeron múltiples violaciones de DDHH e infracciones al DIH y hoy en medio del escenario de los acuerdos de paz, se estaba experimentando un nuevo ambiente de libertades para la población, este hecho delicado, genera efectos en la población juvenil e infantil y los líderes que están animando la construcción de paz.

Urge una investigación oportuna y eficaz de las entidades competentes para el esclarecimiento del origen y responsables de estos panfletos amenazantes y una actuación coherente del gobierno colombiano que genere garantías para la población.

Bogotá, D.C., septiembre 20 de 2016
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz


miércoles, 21 de septiembre de 2016

Asesinado líder Indígena comunista en Coyaima (Tolima)



Por: Nelson Lombana Silva

El dirigente indígena, militante del Partido Comunista y de la Unión Patriótica, Ramiro Culma Capera, fue asesinado el pasado 17 de septiembre, en el municipio de Coyaima (Tolima), al parecer a tiros de ametralladora, según se pudo establecer. El execrable crimen se produjo hacia las 10:30 de la noche, cuando el dirigente indígena se disponía marchar a su casa.

Pertenecía a la comunidad indígena El Rosario. Era fundador de este cabildo indígena y además, hacía parte de la mesa directiva del mismo. También hacia parte de la Asociación de Cabildos Indígenas del Tolima (ACIT), organización fundada por el Partido Comunista.

Estaba trabajando activamente por el plebiscito en favor del Sí, pues consideraba que era la esperanza más clara de aclimatar la paz en la región y abrir espacios a la justicia social. Como militante comunista, era fiel exponente de la solución política. Se sentía orgulloso de pertenecer a la Unión Patriótica, reconocía en ella una fuerza formidable de unidad y organización política en Colombia.

Nadie se explica en la región por qué fue asesinado Ramiro Culma Capera, si contaba con amplio prestigio y reconocimiento en la zona. “Era un hombre bueno, trabajador y emprendedor”, dijo Lino Alape Ortiz. Tenía 40 años de edad, aproximadamente. Era padre de dos hijos. Sus honras fúnebres se desarrollaron en la inspección de Mesa de San Juan de esta municipalidad. Los vecinos asistieron masivamente a darle el último adiós a un hombre que dedicó su corta existencia a la luchar por la comunidad con denuedo y desinteresadamente.

Las alarmas se han prendido una vez más no solo en el municipio de Coyaima, sino en toda la extensa región del sur del Tolima. En voz baja la comunidad viene denunciando la presencia militar – paramilitar. Al decir de los indígenas y campesinos, siguen haciendo presencia, extorsionando y ahora nuevamente asesinando. Los familiares y allegados esperan una exhaustiva investigación para dar con los responsables materiales e intelectuales, los cuales deben recibir el peso de la ley.


El Partido Comunista Colombiano, se solidariza con la esposa, los hijos, familiares y allegados del camarada Ramiro Culma Capera. A su vez, rechaza y condena el horrendo crimen y exige de las autoridades competentes investigación y resultados lo más pronto posible. Los enemigos de la paz y fieles exponentes del guerrerismo no pueden ganar la partida, hay que intensificar la lucha por el Sí en el plebiscito que debe ser votado copiosamente este 2 de octubre. Votar por el Sí es votar por la vida. Paz en la tumba del camarada Ramiro Culma Capera.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Pronunciamento Grupo Pijao (Juvenil) Frente a la Firma de los Acuerdos de la Habana

GRUPO PIJAO
“Jóvenes caminando por la unidad de nuestro Pueblo”
09 de abril 2012

JÓVENES TEJEDORES DE PAZ

Durante los días 3 y 4 de septiembre reunidos en el tradicional e imponente Cañón de las Hermosas, en Chaparral, más específicamente en la vereda Virginia Baja. En el marco del Encuentro Juvenil Pijao, un espacio destinado para conocernos, compartir, con el fin de fortalecer nuestra identidad basados en tradiciones como el tejido del fique.

En este encuentro coincidimos el Grupo Pijao, integrado por jóvenes indígenas y conviteros, mayores, mayoras y autoridades tradicionales de nuestro pueblo Pijao, jóvenes del Resguardo NasaWes’x y del Corregimiento de Gaitania, Planadas. Nos dimos un espacio para reflexionar acerca de la oportunidad por la que está pasando el país de acabar con las épocas de violencia y dar lugar a la construcción del nuevo amanecer Pijao.

El Grupo Pijao como proceso juvenil en su caminar acompañados de los mayores, ha venido trabajando el fortalecimiento de la identidad y formación de nuevos liderazgos para contribuir a las comunidades indígenas a lograr el buen vivir en armonía con nuestros propósitos y sentires. Planteando estrategias que nacen desde nuestro vivir, como Caminos Pijaos, Lazos Pijaos, Hablando Pijadamente, mediante las cuales buscamos el continuo reconocimiento de nuestros territorios, compartiendo desde nuestras diferencias generando espacios de reflexión y concertación para seguir avanzando en la unidad del Pueblo Pijao.

A partir de este encuentro en el que nos permitimos reflexionar acerca de la construcción de una sociedad donde se respete la diferencia, se garanticen los derechos, se generen condiciones de vida digna y se respete toda expresión de vida, acordamos que desde este proceso apoyamos la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

Reconocemos que es un cambio que puede provocar miedos al no tenerse un panorama claro de las transformaciones que tendrá el país en diferentes aspectos. Pero se debe tener en cuenta que al ser un momento de transformaciones depende de todos y todas el que construyamos un territorio al tamaño de nuestros sueños, en el que las únicas armas que existan sean las ideas, y los enfrentamientos sean espacios de diálogos y reflexión.

Compartimos puntos fundamentales del acuerdo firmado, relacionados con las necesidades y potencialidades de la ruralidad nacional, la ampliación de enfoques y miradas en la participación política en el país, así como la garantía y respeto de los distintos mecanismos legítimos y constituyentes de movilización, control y expresión ciudadana.

Extendemos la invitación a toda la sociedad colombiana a participar activamente en el cumplimiento y seguimiento de la implementación de este acuerdo y a tejer con nosotros una red de acciones mediante las cuales construyamos territorios de paz. Por ultimo como organización de jóvenes comprometidos con la defensa de la vida y nuestros territorios nos reconocemos como actores estratégicos en el trabajo por la unidad, libertad, la equidad, la igualdad y la justicia social como fundamentos para el goce de una paz real, integral y duradera.



Dirección: Canei, Carrera 7 # 9-55, Barrio San Juan Bautista. Chaparral, Tolima. E-mail: grupopijao@gmail.com https://www.facebook.com/grupo.pijao Celular: 350 6740924 – 321 4777120

¡El Pueblo Pijao Apoya El Si!

Declaracíon Pública de la ACIT
Por el sí Al Plebiscito

La asamblea de las Autoridades tradicionales Pijao de la Asociación de Cabildos Indígenas del Tolima –ACIT-, después del estudio del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, y especialmente sobre el capítulo étnico, determinó por unanimidad apoyar el plebiscito por la paz al cual asistiremos el 02 de octubre para ratificar nuestra apuesta a la construcción de territorios de paz con justicia social. Por tanto como autoridades tradicionales convocamos a todas las comunidades indígenas Pijao a votar por el SI.

Esta decisión se fundamenta en los anhelos de los niños, niñas, mayoras, mayores, jóvenes, mujeres y todas aquellas personas de nuestro pueblo Pijao que plasmaron hoy su deseo de un territorio ancestral en paz que posibilite el fortalecimiento de nuestra identidad, cultura, autonomía y gobierno propio, con el cual construir una paz con justicia social que conlleve a la armonización de nuestra pervivencia.

ASAMBLEA DE AUTORIDADES INDÍGENAS PIJAO
COYAIMA, TOLIMA.
14/09/2016


lunes, 12 de septiembre de 2016

URGENTE - Asesinado Líder del Congreso de los Pueblos en Eel Centro del Cesar

DENUNCIA PUBLICA

Por: Congreso de los Pueblos.

Lamentamos informar y denunciar ante la opinión pública nacional e internacional que en la tarde de hoy 11 de septiembre de 2016, fue asesinado el líder NESTOR IVAN MARTINEZ, vocero de la comisión de interlocución y miembro del Congreso de los Pueblos en el Centro del Cesar. Hombres armados que se movilizaban en motocicletas, llegaron la finca del hermano del líder comunitario ubicada en la zona rural de la Sierrita. Allí amarraron al administrador de la finca y a su esposa. Cuando NESTOR IVAN MARTINEZ llegó a la finca lo asesinaron propinándoles dos disparos en la cabeza.
NESTOR IVAN MARTINEZ, era además miembro del Consejo comunitario de las comunidades negras de la Sierra, El Cruce y La Estación CONESICE en el Centro del Cesar y venía liderando un proceso comunitario en defensa del territorio y el medio ambiente y en contra de la minería en esta región del país. Así también, NESTOR IVAN MARTINEZ, había liderado a mediados de julio una jornada de protesta ante la decisión del cierre del Hospital público San Andrés del municipio de Chiriguaná. Es importante resaltar que durante los días de la protesta, fue asesinado el joven NEIMAN AGUSTIN LARA, integrante del Consejo Comunitario de La Sierrita, y la comunidad fue víctima de muchas agresiones y atropellos por parte de la Fuerza Pública.
Los líderes y lideresas de la Comisión de Interlocución se encuentran en grave riesgo. El 25 de agosto fueron repartidos en varios municipios del Sur del Cesar un panfleto en el que amenazaron a la Comisión de Interlocución. El mencionado panfleto fue firmado por un Grupo que se hace llamar GALS o Grupo Armado de Limpieza Social. En este panfleto, el grupo advierte que se dirige a los departamentos del Cesar, Bolívar y Santander y amenazan con nombres propios a varias personas de la región. Por ejemplo, en el extenso comunicado, al referirse a la CISBCSC, el grupo armado dice que: “SE AMPARAN EN UNA MESA DE INTERLOCUCIÓN DE ORIGEN GUERRILLERO POR IVAN CEPEDA LE VAMOS A CORTAR A CUALQUIERA DE ESTA MESA UNA PATA PARA QUE QUEDE MOCHA..” (sic)
El panfleto, a lo largo del escrito, señala la inconformidad por la ocupación de varias fincas inexplotadas económicamente, en las cuales centenares de familias victimas del conflicto armado se han asentado, pues han visto en estas tierras una oportunidad de subsistencia, estableciendo cultivos de pancoger, con el fin de mitigar el hambre y la ausencia de vivienda, ante las difíciles condiciones de pobreza, desarraigo y abandono a que han sido sometidas por los grupos armados y el Estado Colombiano.
 EXIGIMOS AL ESTADO DE COLOMBIA
1.   El cumplimiento de los acuerdos establecidos entre la Cumbre Agraria y el Gobierno Nacional, en consecuencia la inmediata protección de los líderes, lideresas y voceros del Congreso de los Pueblos y de la Cumbre Agraria.
2.   Garantías y protección a la vida de los líderes y lideresas del Consejo Comunitario de La Sierrita y a los voceros y voceras de la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur de Cesar.
3.   Garantías y protección a la vida, integridad física y libertad de las comunidades que se encuentran asentadas en varios predios exigiendo al Estado solución inmediata a su problemática
4.   Investigación pronta y eficaz y sanción a los responsables del asesinato de nuestro líder NESTOR IVAN MARTINEZ , así como también del asesinato de NEIMAN AGUSTIN LARA, ocurrido en esta misma comunidad El desplazamiento inmediato de una comisión de verificación conformada por autoridades del orden nacional, en la cual sea invitada la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con el fin de acompañar a la comunidad, verificar los hechos de agresión a la misma, iniciar las investigaciones pertinentes y tomar medidas inmediatas de protección.
5.   La convocatoria inmediata a la reanudación de la Mesa de Interlocución del Sur del Bolívar, Centro y Sur del Cesar con el fin de continuar adelantando la agenda de interlocución concertada, pero en la práctica suspendida unilateralmente por el gobierno nacional.
6.   La presencia inmediata en la región de la Agencia Nacional de Tierras, la Unidad Nacional de Victimas, el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo, entre otras, con el fin de realizar una reunión con delegados de la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, en la que se defina una ruta que permita resolver la grave crisis humanitaria y los conflicto de tierras que se viven en la región. Todo ello en cumplimiento de los acuerdos realizados con la Cumbre Agraria, campesina, étnica y popular, en el marco de la agenda de la Mesa de Interlocución regional.
7.   La desarticulación del paramilitarismo en esta región del país e investigación y sanción a quienes vienen ejerciendo amenazas y sembrando terror en esta región.

Septiembre 11 de 2016
COMISIÓN DE INTERLOCUCIÓN DEL SUR DE BOLÍVAR, CENTRO Y SUR DEL CESAR COMISION DE DERECHOS HUMANOS DEL CONGRESO DE LOS PUEBLOS


domingo, 11 de septiembre de 2016

ELN Amenaza a La CONPI y a Marcha Patriótica

COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA.



Buenaventura Valle del cauca septiembre 11 del 2016.

La Coordinación Nacional de pueblos indígenas de Colombia – CONPI. Nos dirigimos ante la opinión pública nacional e internacional y denunciamos la persecución que está siendo objeto por parte del EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL – ELN. En la jurisdicción del litoral del rio San Juan departamento del Choco. Los hechos ocurridos, por el cual nos pronunciamos son los siguientes:

En Reunión realizada por parte de este grupo insurgente el día 29 de agosto del presente año, en la comunidad de SANTA MARÍA DE PÁNGALA  prohíben: el ingreso de cualquier persona u organización que hagan parte de la CONPI o de MARCHA PATRIOTICA, que queda prohibido hacer cualquier actividad de carácter político organizativo a nombre de esta organización sobre la jurisdicción del rio San Juan y que cualquier persona que lo haga inmediatamente será recogido. Además se prohíben que la CONPI o Marcha Patriótica hagan paros o movilizaciones y si lo hacen sus organizadores y participantes se deberán acoger a sus consecuencias.

Ante estos hechos, se suma que el día 8 de septiembre el Rector de la INSTITUCIÓN EDUCATIVA DE SANTA MARÍA DE PÁNGALA, JOSÉ EDUARDO ALOS ELAGO es abordado por  parte del grupo armado ELN, por medio de una llamada al celular a las 10 de la mañana por el tiempo de 8 minutos, en la cual le  piden dar una  vacuna de cinco millones de pesos y que si no lo desaparecían, La otra opción que le dan es que abandone el cargo que está ejerciendo.

Ante estos graves hechos, que son una clara violación a la libre expresión y a la libertad de organización, le exigimos al Gobierno Nacional y a las diferentes instituciones defensoras de derechos humanos, las garantías para que las organizaciones como son la Coordinación nacional de pueblos indígenas de Colombia – CONPI y MARCHA PATRIOTICA, continúen con su trabajo político organizativo con sus comunidades y organizaciones filiales de base.

Hacemos responsables al Ejército de Liberación Nacional ELN, sobre cualquier cosa que le pueda pasar a nuestros compañeros dirigentes filiales a nuestros procesos organizativos. 

sábado, 10 de septiembre de 2016

La CONPI le Dice sí al Plebiscito, El Cauca Va por el sí

"Hacemos el llamado a todos los estamentos de las clases sociales y populares del país, a trabajar duramente por la refrendación de dichos acuerdos apoyando el “SI” en el plebiscito por una paz estable y duradera como esperanza para todos los colombianos."


Santander de Quilichao septiembre de 2016.

Las comunidades indígenas de los municipios de Santander, caloto, Toribio, Silvia, jámbalo, piendamo y caldono, que nos recogemos en la coordinación indígena del cauca, CONPI, celebramos la firma del acuerdo a que han llegado las FARC-EP Y EL GOBIERNO NACIONAL sobre el fin del conflicto. Por ello creemos  que lo acordado entre las partes, nos coloca con una responsabilidad al aporte y a la construcción de una paz estable y duradera para todos.

Los más de 50 años de confrontación armada entre esta insurgencia y el gobierno nacional son el producto de una guerra que siempre existió por parte del Estado oligárquico hacia el pueblo, una guerra de desigualdad, pobreza y falta de justicia social, obligando así sobre la década de los 60 al pueblo a alzarse en armas, sin embargo parte de este conflicto también ha generado mucho dolor y esta nueva esperanza de Paz significa para los colombiano, el triunfo, el camino hacia la paz con justicia social, y la reconciliación entre los colombianos.

Durante los 4 años en que estuvo la mesa de dialogo en la Habana cuba, los indígenas que nos recogemos en la Coordinación Nacional De Pueblos Indígenas, le sugerimos a la partes que no se levantaran hasta que el último punto del dialogo  no fuera acordado y así se pudiera dar fin a una guerra absurda que se mantuvo durante más de 50 años. Por esta razón agradecemos la voluntad de ambas partes que a pesar de los muchos acontecimientos negativos que antecedieron al acuerdo final y que puso en crisis a la mesa, lograron superar los problemas y mantenerse por encima de toda esta odisea

Finalmente los pueblos indígenas celebramos la firma de los acuerdos y hacemos el llamado a todos los estamentos de las clases sociales y populares del país, a trabajar duramente por la refrendación de dichos acuerdos apoyando el “SI” en el plebiscito por una paz estable y duradera como esperanza para todos los colombianos.



viernes, 9 de septiembre de 2016

“Que el silenciamiento de Los Fusiles, no signifique el aumento de nuestros muertos”

Comunicado a la Opinión Pública

                                   Foto: archivo Particular
                                    Cecilia Coicué, de 62 años


La Coordinación nacional de Pueblos Indígenas de Colombia Rechaza vehementemente el Asesinato de Cecilia Coicué, Lideresa Campesina del Municipio de Corinto-Cauca,  militante  del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, y propietaria del Predio en dónde se acordó la Instalación del Punto Transitorio de Normalización (PTN) de la vereda la Cominera.

El asesinato de la Compañera, ocurrido el 6 de Septiembre del Presente año constituye una amenaza directa a la Construcción de La Paz Con Justicia Social, en tiempos en donde de manera muy positiva se ha venido afianzando La esperanza de Una Colombia en Paz.

Cabe aclarar que este acontecimiento no es un hecho aislado, por el contrario se suma a la larga lista de asesinatos y amenazas que han sufrido los diferentes líderes sociales y populares del Suroccidente Colombiano.

“La Paz Solo es posible si se dan las garantías para pensar diferente y hacer lo que pensamos”. La Coordinación Nacional de Pueblos Indígenas hace un llamado Urgente al Gobierno Nacional para que agilicen la implementación en los territorios de las medidas acordadas en el Punto Garantías de Seguridad del Acuerdo Final.

Como espacio de Coordinación Indígena, hacemos llegar a la Familia de Cecilia Coicué, nuestro más profundo pésame, fue una verdadera amante de la Paz, de la justicia social; pero Manos Oscuras y opositoras, le han segado la vida y la han obligado a partir al seno de nuestra madre tierra, su última Casa.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¡Urgente! Asesinada Propietaria del Predio en dónde se ubicará el Punto Transitorio de Normalización (PTN) de Corinto Cauca

NOTICIA EN DESARROLLO



“Asesinada propietaria del predio en donde está proyectado la ubicación del Punto Transitorio de Normalización PTN en la Vereda la Cominera de Municipio de Corinto Departamento del Cauca. CECILIA COICUE integrante de ASTRAZONAC, FENSUAGRO-CUT, ANZORC, PUPSOC y el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica Cauca Fue encontrada asesinada el día de hoy.”

Hechos

Municipio de Corinto, Vereda la Cominera.

Martes 6 de septiembre de 2016

Cerca de las 9:00 de la mañana, la campesina CECILIA COICUE se encontraba en su hogar lavando la ropa. Luego le informa a su hija (quien se encontraba en la casa puesto que estaba de dieta) que se había ido el agua, por lo cual salía para el nacedero a ver qué había pasado.

Miércoles 7 de septiembre de 2016

En horas de la mañana los hijos de CECILIA COICUE llegan a la casa y le preguntan a su hermana por su mama. A lo cual ella les responde que había salido al nacedero a arreglar el agua pero que no había regresado a la casa desde el día anterior.

Cerca de las 5:30 de la tarde, en inmediaciones del nacedero del agua es encontrada el cuerpo sin vida de la campesina CECILIA COICUE. Su cuerpo presentaba múltiples heridas causadas con arma blanca.

A esta hora el cuerpo sin vida de CECILIA COICUE se encuentra en una funeraria ubicada en el centro poblado del municipio de Corinto pero ningún funcionario de policía judicial ha llegado al lugar.

Es de resaltar que CECILIA COICUE identificada con C.C. No. 25.381.802, era la propietaria de un predio de aproximadamente 72 hectáreas en donde está proyectado la ubicación de el Punto Transitorio de Normalización en el marco de los acuerdos que el gobierno nacional ha adelantado con las FARC-EP en la Habana Cuba.

Igualmente CECILIA COICUE era integrante de la Asociación de Trabajadores Campesinos de la Zona de Reservas Campesinas del municipio de Corinto - ASTRAZONAC, de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO - CUT, del Proceso de Unidad Popular del suroccidente Colombiano - PUPSOC y del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el Departamento del Cauca