0
Mayo 29 de 2016

Corregimiento la Delfina, municipio de Buenaventura.
   
En el marco de la convocatoria realizada por las organizaciones sociales que integran la cumbre agraria étnica y popular. Las comunidades indígenas del valle, DESDE EL RESGUARDO INDÍGENA NASA-EMBERA-CHAMI, COMUNIDAD NASA-KIWE, denuncian públicamente que en el corregimiento de la delfina cuando se disponían a manifestarse pacíficamente en señal de protesta contra el gobierno Nacional, fueron agredidos por agentes del ESMAD a la altura de la carretera CABAL POMBO que comunica a Cali y Buga con Buenaventura.

            Foto: Archivo Internet
Los hechos se registraron a eso de las 10:30 pm del día domingo 29 de mayo dejando como resultado dos heridos de gravedad, uno de ellos presumiblemente con arma de fuego. El comunero identificado como MANUEL JOVEL DAGUA sufrió una herida en el brazo izquierdo a la altura de la muñeca. El otro comunero identificado como WILLINGTON QUIBARECAMA NEQUIRUCAMA quien inmediatamente fue trasladado al puesto de socorro más cercano lamentablemente falleció debido a graves traumas craneoencefálicos que le ocasionaron su deceso, luego de haber sufrido una caída cuando fue atropellado por la tanqueta del ESMAD.  

Una vez más estas comunidades son víctimas de la violencia policial al reclamar justamente por el incumplimiento a sus derechos y acuerdos por parte del Gobierno Colombiano


Por lo tanto Solicitamos:

La presencia de los organismos institucionales encargados de velar por los respetos de los derechos humanos y exigimos investigar administrativa, disciplinaria y penalmente la responsabilidad de los autores de estos hechos hasta su individualización y judicialización ejemplar como corresponde;

Al gobierno nacional y especialmente al presidente Juan Manuel Santos, ordene el cese inmediato de las acciones represivas y asesinas  del fatídico ESMAD;

Y a las autoridades civiles del departamento la protección, acompañamiento y disposición a establecer las mesas de diálogos en los municipios, exigimos además que la presencia de comunidades indígenas sea tenida en cuenta para supervivencia con las garantías que emanan de una constitución que reconoce sus derechos.


Desde la delfina las comunidades aquí concentradas emiten a toda la sociedad Colombiana y a la  Comunidad  internacional, un vehemente llamado para que se protejan sus vidas y cese la agresión de la que en estos momentos están siendo víctimas.

Fuente: ONIC, Organización Nacional Indígena de Colombia.

Publicar un comentario Disqus

 
Top