0


Hoy rechazamos toda clase de atropellos que causan los diferentes actores armados que se encuentran en nuestro territorio indígena y  que de una u otra manera siempre salimos pagando las consecuencias de una guerra  que no es de nosotros pero que nos ha causado muchas víctimas y que aun nos siguen victimizando en este conflicto.
  
08/ 02/ 2015/ POR: TEJIDO DE COMUNICACIONES ACIN. 


Publicado el Viernes, 31 Julio 2015 15:49

La Autoridad  Tradicional del Cabildo Indígena de Pueblo Nuevo Ceral y demás  comunidades del Municipio de Buenos Aires  - Cauca; conforme al uso de las  facultades legítimas que le confiere la ley de origen, el derecho propio, los usos y costumbres; además  las  facultades legales otorgadas por la ley 89 de 1890, artículo 3,7, 246 y 330 de la constitución política de Colombia y los convenios internacionales a favor de los pueblos indígenas 169 de la OIT, la declaración universal de los derechos de los pueblos indígenas de la ONU que conforman el bloque de constitucionalidad.
 
Hoy rechazamos toda clase de atropellos que causan los diferentes actores armados que se encuentran en nuestro territorio indígena y  que de una u otra manera siempre salimos pagando las consecuencias de una guerra  que no es de nosotros pero que nos ha causado muchas víctimas y que aun nos siguen victimizando en este conflicto.
 
De nada nos vale hablar tanto de paz cuando nuestro territorio está siendo estigmatizado, están violando nuestros derechos como pueblo milenario, que tanta sangre ha corrido por defender y reclamar nuestra existencia como indígenas nasas que somos.
 
Hoy nuevamente nos encontramos atropellados por la fuerza pública en cabeza de la brigada 17 del ejército del Batallón Pichincha ubicada en la ciudad de Cali - Valle del Cauca, generando desarmonización dentro de nuestro territorio con hechos violentos.



Hechos:
 
El día 21 de julio del presente año, siendo las 5. a.m.  llegó el ejército al sitio conocido como Casa sin jurisdicción del cabildo indígena, donde se encuentran 7 viviendas de familias y comuneros que luego son habitadas por el ejército colombiano colocando en grave peligro a las familias que ahí habitan. El mismo día siendo las 7 pm mientras un exgobernador se movilizaba por la vía hacia su casa de habitación fue abordado por 2 militares quienes le pidieron hacer una requisa con el pretexto de ser sospechoso por andar a esa hora de la noche. El exgobernador manifestó diciendo que no se iba dejar requisar, que en la vereda la mayoría de las personas lo conocían y sabían cuál era el trabajo que venía realizando en la comunidad. Frente a la respuesta del exgobernador los 2 soldados se quejaron ante el comandante diciendo que el nativo no se había dejado requisar, que había sido un patán y vulgar, siendo todo lo contrarios porque irrespetuosamente requisaron sus pertenencias. Los militares nunca dicen la verdad, toda lo acomodan a su antojo afectando física y psicológicamente a la comunidad. Ese mismo día cuando la chiva (bus escalera) del cabildo venia bajando los militares en una parte oscura hicieron señal de pare al vehículo. El conductor detuvo el automotor pero con insultos y golpeando la chiva con el fusil le pidieron que apagaran las luces. El chofer le respondió “este grosero eso es lo ustedes hacen con la gente”.
 
El día 22 de julio la guardia indígena se dirigió al sitio donde ellos se encuentran acampando y les pide el favor que desalojen las viviendas de los civiles, que respetaran las normas internacionales, que se alejaran del sitio y que no perjudicaran la población. No obedeciendo a la comunidad los militares aún siguen dentro del territorio colocando en alto riesgo a la población civil de la comunidad.
 
El día 24 de julio el ejército se encuentra saqueando las casas de los comuneros, por la cual la guardia indígena y la comunidad han insistido en que el ejército se retire de las viviendas pero ellos insisten en quedarse.
 
Hoy vemos que nos han involucrado en el conflicto armado siendo nuestros derechos violados y vulnerados.
 
Esta es una situación preocupante para nosotros como autoridades y la comunidad, pero de igual manera vamos hacer respetar nuestros derechos.
 
Hay que tener en cuenta el protocolo de Ginebra  que dice que la  fuerza  pública debe de ubicarse por lo menos a 300 metros de la población civil y que no deben ocupar las viviendas, un derecho más violado por la fuerza pública.
 
Teniendo en cuenta los hechos narrados en este comunicado pedimos a los diferentes organismos defensores de Derechos Humanos, a la  Cruz Roja Internacional, a la Defensoría del Pueblo, a la Procuraduría General de la Nación, a la personería municipal del Buenos  Aires - Cauca que nos ayuden a velar por la comunidad que hoy está siendo atropellada por la ya mencionada situación. Pedimos que el ejército se retire de las  viviendas de las cuales hoy están ocupando y que colocan en riesgo a la comunidad. Que se tengan en cuenta el artículo 60 del  decreto 4633 del 2011, donde manifiesta la población indígena  donde menciona como deben ser tratados y de no ser involucrados a ningún conflicto armado.
 
CABILDO INDIGENA PUEBLO NUEVO CERAL
MUNICIPIO  DE BUENOS AIRES
DEPARTAMENTO DEL CAUCA
 
ENTIDAD DE CARÁCTER ESPECIAL
 Territorio y Autoridad Por Nuestra Existencia Kwe`s` kiweteUkawe`s` Yak Fxi`zeni



Publicar un comentario Disqus

 
Top