0
Quienes asistimos a la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico nos enteramos de la valentía de las comunidades y la estigmatización que padecen por parte de la Armada Nacional que empadrona a sus pobladores y donde ni el ejercicio periodístico es respetado.

2015/ Julio 23/ REMAP/ Por: Alexander Escobar

Esta vez la noticia en la Costa Pacífica caucana no fue la muerte. Porque cerca de 2.000 personas se dieron cita para rechazarla en Guapi, municipio donde hace poco los bombardeos del Gobierno trajeron horror y la agudización de la guerra a sus territorios.

Nada informaron los grandes medios de comunicación sobre la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico que el 21 de julio se tomó a Guapi con delegaciones de departamentos de Valle, Cauca y Nariño que por mar e innumerables ríos llegaron a este municipio para exigir al Gobierno el cese bilateral al fuego y el fin de la guerra por medio del logro de la Paz con Justicia Social.

Tampoco informaron que Piedad Córdoba del Frente Amplio por la Paz y Andrés Gil de Marcha Patriótica asistieron llevando un mensaje de apoyo y respaldo a las comunidades que resisten a la guerra y falta de inversión social del Gobierno. Ingenuo sería pensar que lo harían, pues poco interesa a quien promueve la guerra que el pueblo conozca a quienes están con los más necesitados.


Y tendría que ser Guapi el epicentro de la movilización por la Paz con Justicia Social y el cese bilateral al fuego el 21 de julio, dos meses después del bombardeo del Gobierno en este municipio que provocó la ruptura de la tregua unilateral de las Farc y el recrudecimiento del conflicto: nuevos desplazados llegando a los cascos urbanos y la sangre de compatriotas tiñendo de rojo los ríos de la Costa Pacífica, son algunas de las consecuencias de los bombardeos del Estado y su negativa de acordar un cese bilateral al fuego con la insurgencia.

Pero quienes asistimos nos enteramos de la valentía de las comunidades de la Costa Pacífica y la estigmatización que padecen por parte de la Armada Nacional que empadrona a sus pobladores y donde ni el ejercicio periodístico es respetado. Violaciones a los derechos humanos de este tipo son tan comunes pero tan poco conocidas porque los medios de comunicación reproducen la misma política de olvido del Gobierno que sostienen a base de guerra y ocultando la injusticia.


Al igual que en el Paro Regional del Pacífico contra la corrupción, solo los medios alternativos acudimos a cubrir la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico. Sin grandes equipos ni señal satelital, pero con la búsqueda de la Paz con Justicia Social de nuestro lado, registramos aquello que incomoda a quienes viven del rating de la guerra, recordando que el derramamiento de sangre es una tragedia humana, y no un espectáculo para favorecer los intereses el capitalismo global y sus gobiernos fachada.

Ver: Declaración final de las comunidades del Pacífico

Fuente: http://remapvalle.blogspot.com/2015/07/como-no-hubo-sangre-ni-bombardeos-la.html   

Publicar un comentario Disqus

 
Top